Skip to main content

Escuchar a Aerosmith le ayudará a aumentar su resistencia

Noticia   •   feb 10, 2017 09:00 CET

La música facilita la concentración, incrementa el esfuerzo, induce estados de mayor actividad, sincroniza movimientos rítmicos y mejora la ejecución de la técnica

No puedo concebir ninguna actividad de mi vida sin música. Desayuno, me ducho, trabajo y, por supuesto, hago deporte con música. Estoy tan acostumbrado a depender de la música para entrenar que cuando no dispongo de un mp3, no entreno bien, o por lo menos no tan bien. Con música me activo, oxigeno mejor la musculatura, segrego más endorfinas, siento menos cansancio, apuro más y hasta sonrío después de una serie dominadas (esto no es verdad, es una licencia poética del autor). Y después del entrenamiento, experimento un agotamiento mucho más gratificante.

No en todos los deportes es posible, o aconsejable, escuchar música mientras se practica, como esquí freeride o submarinismo. En cualquier caso siempre se puede disfrutar antes o después de unos buenos temas y beneficiarse de los efectos positivos psicológicos y fisiológicos de la música, que también los tiene antes y después de la actividad.

más información

Si no quieres recibir más Neuronews, puedes borrarte de esta lista AQUÍ.