Skip to main content

El programa de Voluntariado Corporativo de Mondelez en España cumple una edición más con la participación de 200 empleados

Comunicado de prensa   •   ene 17, 2017 14:19 CET

Mondelez ha puesto en marcha un año más su programa de voluntariado corporativo, en el que a través de diversas actividades se pretende la involucración y participación de sus empleados gracias a la dedicación de su tiempo a causas y proyectos sin ánimo de lucro.

Esta iniciativa se enmarca dentro de la apuesta global de la compañía por apoyar e impulsar la comunidad en la que desarrolla su actividad. En esta edición, el programa de voluntariado ha contado en España con la participación de 200 empleados, entre personal de la fuerza de ventas, oficinas y fábricas, que han dedicado 770 horas a diferentes actividades de la mano de reconocidas ONG’s que trabajan en los ámbitos de la lucha contra el hambre, promoción de hábitos de vida saludables, protección de la infancia y de ayuda a colectivos desfavorecidos e inclusión de personas con discapacidad. Entre estas organizaciones destacan Fundación Carmen Pardo-Valcarce, Cruz Roja Española, Cáritas o Aldeas Infantiles SOS.

En este sentido, la responsable de voluntariado corporativo de Mondelez, Esther Patino, ha resaltado que “el mayor orgullo para la compañía es ver como cientos de empleados paran la rutina de su agenda para ponen su corazón y su esfuerzo en los proyectos sociales que les proponemos. El voluntariado corporativo no solo está presente en la estrategia y los valores de MDLZ, sino que el sector empresarial es cada vez más consciente de que puede aprovechar su estructura para generar beneficios sociales y medioambientales”.

Las jornadas de voluntariado han incluido apoyo en los comedores sociales de Cáritas, así como acompañamiento escolar a los niños, niñas y adolescentes de los centros de día de Aldeas Infantiles en diferentes ciudades de España. Asimismo, desde el punto de vista de promoción de hábitos saludables, los profesionales de Mondelez trabajaron en la plantación de huertos urbanos junto a personas con discapacidad intelectual de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce. También, junto a esta organización, los voluntarios participaron en diferentes talleres de madera y pintura, entre otros. Finalmente, otra actividad de las que se llevaron a cabo, ha sido la realización de una jornada de reinserción laboral para inmigrantes, en colaboración Cruz Roja Española.

Comentarios (0)

Añadir comentario

Comentario