Skip to main content

MANIFESTACIÓN DE ESTUDIANTES EN MADRID Y DE TRANSPORTE PÚBLICO

Noticia   •   oct 21, 2012 01:05 CEST

Estudiantes, padres de alumnos y profesores salieron a las calles de las principales ciudades para protestar por los recortes en los presupuestos de educación y para pedir la dimisión del ministro Wert.

A pesar de la campaña de miedo que se está tratando de imponer a través de propuestas de reformas en derechos tan fundamentales como el de manifestarse o el de la libertad de expresión, este último, a través de la reciente idea de prohibir que se tomen imágenes de policías durante las manifestaciones, ciento cincuenta mil personas, según datos de la la organización de la manifestación, se dieron cita para abarrotar las calles del centro de Madrid.

El ejercicio ciudadano de protesta fue ejemplar, sin la presencia de alborotos ni de ningún tipo de disturbios violentos, a excepción de los protagonizados por un reducido grupo de ultraderecha que intentaba provocar a los manifestantes.

Varios ciudadanos trataron de controlar la situación hasta que un grupo de antidisturbios rodeó a los violentos y los separó de los manifestantes.

Es significativo ver como a raíz de las manifestaciones del 25 S, los políticos se están poniendo nerviosos y están tratando de reformar las leyes para dificultar que, por ejemplo, los ciudadanos indignados puedan ejercer el legitimo derecho a la protesta social o tratando de impedir que la prensa pueda tomar imágenes gráficas con el fín de difundir estas noticias, retrotrayéndonos de esta manera a un estilo de vida muy parecido al de la no tan lejana dictadura Franquista. Sin embargo, estos mismos políticos, son los que no están demostrando ni un ápice de interés en proponer medidas en contra de las reacciones de determinados grupos violentos de ultraderecha. Habiendo estos últimos acudido a dichas manifestaciones con el único propósito de reventarlas, suponiendo así, un fehaciente peligro para ciudadanos y policías.

La Dirección General de la Policía no ha facilitado ningún dato sobre si se efectuó o no alguna detención o identificación de este grupo últra.

La manifestación compuesta principalmente por escolares de primaria y secundaria, pedía una educación pública y mostraba su rechazo ante la subida de las tasas universitarias.

Este modelo de educación pública ha sido absolutamente devastado por los modelos neoliberales desde la época de José María Aznar, privatizando un bien imprescindible como es el de la educación, lo que conlleva irremediablemente a la segmentación de las clases sociales.

Aunque es poco conocido en España, Chile fue un modelo ejemplar de educación pública antes de la represión del General Pinochet, quien durante los años de su dictadura desmanteló el sistema educativo público en aras de un sistema privado. En la actualidad, Chile ostenta un movimiento estudiantil muy activo que pretende devolver la soberanía de la educación al pueblo.

A la manifestación de estudiantes se le unió la del transporte público realizando el recorrido final y la entrada en la emblemática Puerta del Sol a la par.

Ya en la Puerta del Sol, se sucedieron actividades musicales y artísticas como protesta contra la supresión de la enseñanza universitaria de la modalidad de bachillerato artístico y la lectura de diversos manifiestos.

La masiva protesta ciudadana dejo claro que la educación no es un lujo sino un derecho y defendérla es apostar por un futuro digno, justo e igualitario.

Comentarios (0)

Añadir comentario

Comentario