Skip to main content

​Cómo minimizar los riesgos de accidentes en coches conectados.

Entrada de blog   •   mar 27, 2018 15:35 GMT

Proporcionando compatibilidad electromagnética y ensayos de rendimiento, el Centro de Tecnología Automotriz de UL en Japón contribuye a un mundo de coches conectados más seguros.

Nuevas tecnologías y la creciente demanda de consumidores por más conectividad hacen que el 55% de las ventas de nuevos vehículos incluyan un abanico de servicios de conexión - navegación, diagnósticos, entretenimiento informativo y seguridad. La conectividad permite al conductor recibir no sólo una variedad de información como condiciones de la carretera, sino también Wi-Fi 4G para mantener a la familia conectada durante todo el camino.

Conforme los fabricantes automotores adoptan aparatos electrónicos en sus vehículos, la interferencia de ondas electromagnéticas entre las cámaras de los vehículos, radares, GPS, pasan a ser una cuestión que entraña incontables potenciales peligros.

Serán necesarios coches más seguros para mitigar riesgos potenciales e incorporar estas nuevas tecnologías y servicios con éxito. Mientras tanto, fabricantes de automóviles y sus proveedores están desarrollando tecnologías de seguridad, incluyendo sensores altamente sofisticados, para prevenir colisiones.

Para superar los desafíos del coche conectado, UL abrió el Centro de Tecnología Automotriz (CTA) en Japón, donde se encuentran muchos de los jugadores del mercado automotriz japonés. El CTA es uno de los mayores laboratorios comerciales de Japón con más de 20,000 metros cuadrados, y consigue responder con rapidez a las nuevas tecnologías automotrices y regulaciones, ofreciendo una solución completa y confiable para el futuro de la movilidad en el transporte.

Una vez que la falta de compatibilidad electromagnética provoca fallas en la estabilidad de la comunicación, el CTA conduce pruebas de compatibilidad para equipos automotores, sistemas eléctricos, comunicación inalámbrica y conexiones de interoperabilidad. El laboratorio también prueba la interoperabilidad de smartphones con audio automotriz y sistemas de navegación.

Además de estos ensayos, el CTA puede probar ciertas especificidades determinadas por fabricantes de automóviles, estándares de la industria automovilística en general y regulaciones de radio globales. El laboratorio tiene un brazo de medio ambiente que realiza pruebas de agua, polvo y vibración.

Hidehiko Yamajo, Vicepresidente de UL en Japón dice que "en una nueva era de coches conectados, podemos esperar aprovechar nuevas tecnologías y servicios vehiculares. Las pruebas de tercera parte para requisitos de seguridad y rendimiento pueden ayudar a los fabricantes a ganar la confianza del consumidor que decide adoptar los coches conectados"