Skip to main content

​Norwegian presenta los resultados anuales de 2018 y la estrategia para volver a la rentabilidad

Comunicado de prensa   •   feb 07, 2019 07:21 CET

Norwegian presentó hoy los resultados anuales y del cuarto trimestre de 2018, con unas cifras fuertemente afectadas por los problemas de los motores, las pérdidas en coberturas de combustible y la dura competencia en un período de fuerte crecimiento. La pérdida neta en 2018 fue de 1.454 millones de coronas noruegas (150,05 millones de euros; 1 corona = 0,1032 euros al cambio de hoy), mientras que los costes unitarios de la compañía, excluyendo el combustible, disminuyeron un 12 por ciento durante el mismo período.

Oslo, 7 de febrero de 2019

La prioridad clave en el futuro es volver a la rentabilidad a través de una serie de medidas, que incluyen un extenso programa de reducción de costes, una cartera optimizada de rutas, y la venta de aviones. La compañía también está fortaleciendo su balance a través de una emisión de derechos de suscripción de 3.000 millones de coronas (309,60 millones de euros) para así robustecer su posición financiera.

Durante 2018, la compañía se vio afectada por varios desafíos imprevistos. La incesante y dura competencia y los altos precios del combustible de avión afectaron los resultados, además de los costes significativos relacionados con los problemas en los motores Rolls Royce de los Dreamliners. Norwegian se vio obligada a arrendar aviones con tripulaciones para evitar retrasos y cancelaciones en vuelos intercontinentales. Norwegian ha llegado a un acuerdo con el fabricante de los motores, que tendrá un efecto positivo en 2019. La operación del Dreamliner funciona ahora sin contratiempos, y no prevemos que los problemas en los motores vayan a afectar a nuestro servicio en el futuro. A partir de 2019, el crecimiento y las inversiones de Norwegian disminuirán considerablemente, y se ha emprendido una serie de iniciativas para volver a la rentabilidad durante este año.

Los ingresos totales de la compañía fueron más de 40.000 millones de coronas (4.128 millones de euros), un aumento del 30 por ciento en comparación con 2017. Un total de 25 aviones nuevos fueron añadidos a la flota, lo que contribuyó a un crecimiento de la producción (medida ésta en AKO, véase el glosario al pie de esta nota) del 37 por ciento. La ocupación media fue de 85,8 por ciento, y más de 37 millones de pasajeros optaron por viajar con Norwegian, un aumento de 13 por ciento en comparación con el año anterior.

Resultados del cuarto trimestre.

Durante el cuarto trimestre, los ingresos totales fueron de 9.700 millones de coronas (1.001,04 millones de euros), un aumento del 23 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior, impulsado principalmente por el crecimiento internacional y el aumento del tráfico en los países nórdicos. Más de nueve millones de pasajeros volaron con Norwegian durante el trimestre, un crecimiento del 12 por ciento. La ocupación media fue del 80,9 por ciento. La compañía incurrió en pérdidas de 1.800 millones de coronas (185,76 millones de euros) debido a sus posiciones de cobertura en el cuarto trimestre. Parte de dicha pérdida se ha revertido debido al último aumento en el precio del combustible para aviones. Los costes unitarios de la compañía, excluyendo el combustible, disminuyeron un 14 por ciento en comparación con el cuarto trimestre de 2017.

“Hemos tomado una serie de iniciativas para mejorar la rentabilidad al reducir costes y aumentar los ingresos en el futuro. Hemos optimizado nuestra estructura de bases operativas y de rutas para así mejorar la operativa, así como desinvertir en aviones y aplazar entregas de aviones; además, hemos iniciado un programa interno de reducción de costes, que impulsará nuestras finanzas y nos devolverá a la rentabilidad”, ha declarado el fundador y consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos.

“A partir de 2019, entraremos en un período de crecimiento más lento y con menos inversiones, mientras buscamos constantemente formas nuevas e inteligentes de mejorar nuestra eficiencia y ofrecer nuevos productos y servicios para atraer a nuevos clientes”, agregó Kjos.

Para más información, véase el informe financiero (en inglés) al pie de esta nota.

Glosario:

AKO (asiento-kilómetro ofertado): número total de asientos ofrecidos de un avión por kilómetro volado. Es una unidad de producción que permite medir la capacidad ofertada de una línea aérea, en términos comparables con otras compañías.

PKT (pasajero-kilómetro transportado): número total de pasajeros transportados en un avión por kilómetro volado. Es una unidad de producción que mide la demanda.

Nivel de ocupación de pasaje (ocupación media o load factor): porcentaje que representa el pasaje de pago que ocupa plaza en un avión sobre el total de AKOs en el avión (PKT / AKO x 100). Es una medida del aprovechamiento de la oferta realizada a los pasajeros.

Acerca de Norwegian

Norwegian es la tercera mayor low-cost de Europa y la sexta del mundo. La compañía transportó más de 37 millones de pasajeros en 2018, un 13 por ciento más que en mismo periodo del año precedente. La aerolínea ofrece más de 500 rutas a más 150 destinos de 38 países en Europa, Norte de África, Oriente Medio, Estados Unidos, Argentina, las Antillas, América del Sur y el sudeste asiático.

Norwegian cuenta con una flota de 164 aviones, de los cuales 132 son Boeing 737 y los 32 restantes Boeing 787 Dreamliner, con una edad media de 3,7 años (1,9 años en su flota de Dreamliners), lo cual la convierte en una de las flotas más jóvenes del mundo. El Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT) ha reconocido a Norwegian como la aerolínea más eficiente en uso de combustible en rutas transatlánticas. Norwegian también ha sido reconocida como ‘Mejor low-cost de largo radio del mundo’ y ‘Mejor low cost en Europa’, por los renombrados Skytrax World Airline Award, por cuarto y sexto año consecutivos, respectivamente. Norwegian da empleo a 11.000 personas.